Agrandar imagen | Ver tamaño original
Las piscinas están diseñadas como un espacio terapéutico para ser utilizado por niños con discapacidades físicas entre las edades de 5 y 16 años, especialmente por los estudiantes de la escuela La Esperanza. También podrán ser utilizadas por el público general. Por tal razón, el edificio es color verde esperanza (verde amarillento) y la palabra 'esperanza' está escrita en el fondo de la piscina principal. Esta estructura es la primera de su tipo en Puerto Rico. El diseño de esta obra se atiene a las siguientes premisas: El proyecto está localizado en un estacionamiento vacío adyacente a la escuela La Esperanza.  El emplazamiento posibilita la conexión entre las piscinas y la escuela a través de un acceso peatonal que conecta los dos sitios.  La ubicación ayudó a mantener un bajo presupuesto y proveer espacio para una futura expansión del proyecto. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir