Agrandar imagen | Ver tamaño original
La vivienda fue construida con un gran techo y una amplia apertura a un camino privado ramificado desde la carretera frontal. El camino privado está pavimentado con asfalto como si fuese la continuación de la vía pública a pesar de ser en realidad el patio delantero de la casa. Este camino privado es un lugar exclusivo para que el dueño de casa converse con los vecinos y para que los niños dibujen con tizas sin preocuparse del tráfico, o como estacionamiento para los huéspedes. El terreno se encuentra en un antiguo barrio de la ciudad de Niigata, que es famosa por su festival tradicional de la lucha de linternas. El festival tiene lugar en las calles que se cierran para el evento. Cuando la fecha de la fiesta se acerca, los vecinos se reúnen en la vía pública para hablar de la reparación de las linternas y otros asuntos, a veces terminando en una fiesta. Los habitantes de este distrito siempre han usado las calles como parte del espacio de vida, y la idea de un "camino privado" asume esta tradición. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir