Agrandar imagen | Ver tamaño original
El Hotel Mercure en el centro de Bucarest es un edificio con una historia detrás. Una historia que apareció como consecuencia del diseño y que ha sido utilizada como aspecto característico de un hotel de tipo narrativo. Debido a su ubicación en un vecindario histórico y ecléctico, aunque bastante central, tratamos muchas veces de encontrar los términos para determinar la expresión estilística del edificio. Finalmente decidimos que el futuro hotel debía contribuir a manera de sinergia con el carácter del sitio, llevándonos a una aproximación contextual del mismo. Las fachadas del hotel han tomado y reinterpretado elementos arquitectónicos y simbólicos de las inmediaciones para emitir un mensaje cultural consistente tanto en lo urbano como en lo estilístico. Las viviendas en esta particular calle sirvieron de inspiración para las ventanas arqueadas, alternadas de manera lúdica con las ventanas rectangulares. Además, replicamos uno de los principales elementos arquitectónicos del Ateneo Rumano: el pórtico, separado del volumen principal y cedido al espacio público. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir