Agrandar imagen | Ver tamaño original
Ubicada a 2750 metros sobre el nivel del mar, en las afueras del municipio de La Calera, Cundinamarca, la Casa 5 disfruta de la inmejorable vista lejana de las montañas y el valle circundantes, al igual que de la presencia del verde y el lago que toca su jardín. El clima de la región es relativamente frío, por lo cual la casa se diseña a partir de un planteamiento bioclimático que aprovecha la radiación solar durante el día para calentar los espacios a través de generosos ventanales, pero que se aísla del suelo y del exterior por medio de muros dobles, permitiendo conservar el calor en las horas de la noche. La casa se cierra hacia la vía de acceso, ubicando allí sus parqueaderos y zonas de servicio, salvaguardando la privacidad en su interior. Una vez cruzado el umbral de la puerta de entrada, el visitante se encuentra con el amplio y transparente patio central que organiza las circulaciones, llena de luz todos los espacios y en torno al cual giran las actividades de la vivienda. sus ventanas completamente limpias, sin marcos, permiten sentir la presencia del verde en todas partes. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir