Agrandar imagen | Ver tamaño original
La Casa Vellore entrega habitación a veinte niños abandonados y huérfanos en apoyo a un programa de atención especial que sigue a los niños en su primera infancia, entregándoles educación y formación. El diseño del proyecto se definió a través de un proceso participativo que ha permitido resolver los principales problemas de esta familia especial, asegurando que los niños se sientan protegidos y libres para jugar. Las funciones se dividen en cinco volúmenes dispuestos para formar dos pequeños patios. En el centro, bajo un amplio techo plano, el espacio de comedor y recolección puede abrirse completamente hacia los dos lados. El diseño responde a las condiciones del clima a través de la orientación solar y ventilación natural. Los muros de ladrillo del perímetro son hábilmente perforados, haciendo referencia directa a los Yaalis indios. Los agujeros son utilizados como elementos decorativos y permiten la ventilación natural de sus recintos interiores. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir