Agrandar imagen | Ver tamaño original
Son dos viviendas independientes, similares pero distintas, emplazadas en un típico lote de 8,66m de ancho con una profundidad de 28m y que fue comprado por dos hermanos para construir una casa para cada uno. El entorno es irregular en cuanto a forma y altura y el uso es mixto entre viviendas y talleres, en su mayoría textiles. El proyecto fue pensado para dos casas equivalentes en superficie y costo. La principal dificultad fue generar espacios similares para las situaciones completamente distintas que presentan ambas casas (una al frente y la otra al contrafrente), y generar espacios exteriores acotados y cálidos que preserven la intimidad de una casa respecto a la otra y a su vez con el contexto. La planta se conforma a partir de una diagonal entre medianeras, generando un aumento de superficie de fachada y un desencuentro de visuales, tanto entre las casas como con el entorno. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir