Agrandar imagen | Ver tamaño original
Cuyperspassage es el nombre del nuevo túnel en la estación central de Ámsterdam que conecta la ciudad y las aguas del río IJ. Desde finales del 2015 se ha utilizado por un gran número de ciclistas, unos 15.000 diarios, y por peatones las 24 horas del día. Este "corredor de tráfico lento" era exactamente lo que muchos usuarios de la ciudad sentían que faltaba. Lo que una vez fue un giro a la izquierda o a la derecha por necesidad, es ahora, por fin, una línea recta. El túnel está revestido por un lado por cerca de 80.000 azulejos azules de Delft: un verdadero espectáculo holandés en un punto central de Ámsterdam. Una división claraEl túnel es de 110 mts. de largo, 10 mts. de ancho y 3 mts. de altura. Su diseño hace una clara división entre dos modalidades de viaje. Al hacer que el nivel de peatones sea sensiblemente más elevado que la ciclovía, los peatones saben dónde tienen que estar y pueden sentirse seguros allí. Los ciclistas disfrutan de la sensación espacial a través de una ruta rápida, acompañados por una fila continua de lámparas LED a lo largo del borde elevado del sendero. El camino peatonal tiene un acabado liso de baldosas cerámicas esmaltadas hechas a mano. El carril de bicicletas por el contrario tiene un acabado más áspero, abierto, absorbente de sonido hecho de asfalto negro y rejillas de acero. Esto es para mejorar la comodidad del usuario, teniendo en cuenta la estructura de hormigón del túnel y la gran longitud. Las rejillas son imposibles de ensuciar con carteles o volantes y su estructura abierta reduce el riesgo de graffiti. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir