Agrandar imagen | Ver tamaño original
Este loft fue diseñado para un fotógrafo que buscaba un entorno sereo para vivir y trabajar. El espacio industrial de 463 metros cuadrados fue completamente renovado para incluir una zona de biblioteca/recepción, sala de estar, comedor, cocina, un estudio fotográfico, dos dormitorios, dos baños, una sala de baño, y un amplio espacio de almacenamiento. El edificio industrial existente dispone de estructura de columnas de hierro fundido. Hemos creado un flujo abierto por toda la casa, aprovechando los puntos de vista axiales y la luz a lo largo del espacio. Los planos de los muros actúan más como elementos escultóricos mientras que permiten el flujo de la luz y del espacio a su alrededor. Puertas correderas ocultas proporcionan privacidad cuando es necesario.  El cliente encargó una vivienda que sirviera como espacio de trabajo y galería para su fotografía, y que al mismo tiempo proporcionara espacios para el entretenimiento de sus amigos. Una biblioteca/zona de recepción inmediatamente fuera del vestíbulo de entrada cumple como galería para presentar su trabajo y tener el material de investigación a mano para discusiones.  Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir