Agrandar imagen | Ver tamaño original
Un departamento combinado en un dúplex, el proyecto consistió en transformar esta la propiedad de 1900 en una casa unifamiliar contemporánea, con una pequeña adición en la parte posterior. El edificio existente de dos plantas estaba abandonado y con necesidad de renovaciones importantes. Después de destripar por completo el espacio interior, la estructura se modificó para eliminar todas las paredes interiores, así como la pared posterior. El diseño se articula en torno a una nueva apertura central, de 2 metros de ancho que se extiende la anchura total de la casa, coronada por un lucernario lineal también del ancho total de 14 metros, que ofrece una amplia luz natural a los espacios centrales. Una paleta de colores claros y la omnipresencia de la madera contribuyen a la luminosidad y la calidez del espacio. Arriba, la apertura separa la zona infantil de la habitación de los padres. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir