Agrandar imagen | Ver tamaño original
Casa de dos plantas con vistas al mar en una parcela inclinada, a la que se accede mediante una pasarela volada a nivel de la planta superior, destinada a uso privativo. La planta inferior se muestra totalmente abierta a las vistas al mar en su esquina, disfrutando de una terraza con piscina y chill-out. La escalera de comunicación vertical, de gran expresividad, se ubica en la zona central de la vivienda. Exteriormente, la casa se pinta de color chocolate favoreciendo su camuflaje en el paisaje de pinos y rocas. La materialidad de la baranda de la terraza, muy calada, favorece que el gran protagonista de esta vivienda sea el Mar Mediterráneo, razón de ser de la misma. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir