Agrandar imagen | Ver tamaño original
¿Cómo crear una adición para la casa de una familia sin alterar la arquitectura preexistente? Esta fue la principal cuestión del proyecto, expresada con la misma claridad por el cliente y por las autoridades en construcción. El programa de la extensión consiste en tres habitaciones para niños, un espacio común de juegos y un baño. La casa fue construida a finales de los cuarentas y exhibe una buena arquitectura tradicional en los suburbios de Estocolmo. La intersección ciega entre las partes de un techo a dos aguas fue el punto de inicio perfecto para la extensión: la entrada a un satélite diseñado para los niños.   La nueva y pequeña casa tiene una cubierta a dos aguas y está cubierta por paneles de alerce. Dos grandes ventanas corredizas en la sala de juegos conectan los diferentes niveles al jardín. Al lado de uno de ellos fue colocada una banca hacia el sol occidental, lo que revela la importancia de la materialidad en los espacios interiores. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir