Agrandar imagen | Ver tamaño original
“Muy abierta y con vista al mar”. La casa San Juan, es una casa de playa que se aleja de estos y otros preconceptos de una vivienda junto al mar y explora la posibilidad de establecer un dialogo más allá de lo visual.  La casa está repartida en dos largos y delgados terrenos que se encuentran uno frente al otro divididos por una calle empedrada del fraccionamiento. En su punta opuesta a la calle uno de los terrenos colinda con la playa mientras que el otro encuentra su fin en colindancia con un palmar pantanoso.  En el terreno posterior, esto es, el que encuentra su fin en el palmar, se ubican los servicios y se deja la mayor parte del predio como un jardín frutal.  En el terreno que colinda con el mar se desarrolla resto del programa repartido en cuatro módulos independientes y una palapa. Los módulos están organizados sobre un patrón de placas de mármol travertino de 4 centímetros de espesor. Este patrón se extiende sobre un podio de piedra braza que eleva su nivel de desplante separando al conjunto del nivel de terreno natural. Sobre esta retícula de mármol uno se puede desplazar libremente entre y alrededor de los módulos. En el caso de la palapa, la retícula la atraviesa.  Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir