Agrandar imagen | Ver tamaño original
La idea era planear un edificio que está dedicado al jazz. Fue un reto traer ambas disciplinas en conjunto debido a que la música de jazz trabaja con la improvisación y la casualidad mientras que la arquitectura busca evitar el azar e intenta planificar y arreglar las cosas para que duren. La segunda pregunta fue cómo integrar un nuevo edificio en la estructura del casco antiguo de la ciudad de Basilea. Durante nuestra investigación, nos dimos cuenta que la planta de los edificios en el sitio no ha cambiado mucho durante siglos a pesar de que los propios edificios se intercambiaron varias veces. Así que decidimos creer en la "arquitectura-trouvée" y crear el volumen del edificio en la base del viejo mapa de la ciudad. El resultado es un volumen diverso, con un patio en el centro. Organizamos la circulación interior del edificio por el patio. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir