Agrandar imagen | Ver tamaño original
La casa fue diseñada para una pareja de sesenta años de edad. Previo a la construcción de la obra el sitio se caracterizó por la silvicultura plana y natural. En la primera reunión después de recibir el programa, presenté dos alternativas básicas para el cliente, la propuesta que se seleccionó permitía que los árboles en el lugar dictaran la planificación de la casa. La planificación inicial incorporó la colocación de un cuadrado rígido en malla con agujeros porosos, el efecto de la división dentro del cuadrado es similar a los espacios cerrados y abiertos de la casa, es decir el área cubierta y no cubierta dependiendo de la ubicación de los árboles. Esto es como poner una mano extendida entre los troncos por un deseo de preservar tanto como sea posible. Al sumergirse en la planificación detallada, la estructura rígida del cuadrado se quebró, y la casa se divide en tres partes: uno central que conecta con dos partes secundarias a través de dos "conectores", que son estrechos pasajes transparentes. Entre las tres alas el patio conserva el estado natural de la zona previo a la construcción y la cuarta zona hay un puente, que, en efecto, define un espacio interior, bajo el cielo abierto, mientras que por debajo está el jardín. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir