Agrandar imagen | Ver tamaño original
Descripción de los arquitectos. Diseñado para una familia con dos hijos en París, la casa cubista está ubicada en un patio que encierra un oasis urbano, totalmente desconectado de la concurrida y ecológica calle. Jacques Moussafir diseñó basándose en el contexto, realzando las cualidades positivas del sitio y resolviendo sus aspectos problemáticos. El proyecto responde a un entorno con mucha textura, en el que varias tipologías, materiales e históricos elementos conviven con una exuberante vegetación. En una superficie de 108 m2, un grupo de tres volúmenes con revestimiento Corten y grandes aberturas acristaladas forman una dinámica fachada tridimensional cuyas diferentes partes se alinean con las fachadas adyacentes en dos lados.   La combinación cubista de sólidos y vacíos ofrecen una inteligente solución que trae mucha luz natural en un profundo interior de 8 metros de una casa rodeada de edificios de siete y ocho pisos de alto. Al mismo tiempo, la fachada fragmentada se refiere a la historia del terreno, definido por incorporaciones y transformaciones sucesivas. "Aquí, más que en cualquier otro lugar, creemos que es necesario optar por materiales densos que hagan diálogo con el pavimento de adoquines, la vieja mampostería y el enlucido de cal, los cuales tienden a patinar y así atestiguar con el paso del tiempo", dice Jacques Moussafir . Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir