Agrandar imagen | Ver tamaño original
Este proyecto se ubica en la zona norte de la isla grande de Chiloé, en un sector llamado Huei hue, en donde el mar penetra la tierra a modo de estrías, tejiendo una estrecha relación entre tierra y mar. El terreno se ubica en una suerte de península desde donde domina estratégicamente las relaciones del lugar: por un lado, las entradas de mar interior que entran desde este brazo y por otro lo inconmensurable del golfo de Ancud, teniendo como telón de fondo el desprendimiento de la cordillera de los Andes y sus volcanes, recibiendo generosamente la luz de Oriente, norte y poniente, y exponiéndose de paso, a los fuertes vientos y lluvias que provienen del noroeste. Estas condiciones naturales sumado a un encargo específico para una vivienda unifamiliar, unida, pero dispersa, condiciona a que el proyecto tenga la capacidad de plantearse a sus diferentes usos constantemente. Una pareja mayor, con hijos mayores, nietos, y amigos, en donde todos necesitan su espacio y en donde la casa no siempre se usa simultáneamente. La vivienda debe adecuarse tanto como a dos personas como a quince personas, siempre practica y cómoda en sus distintas funciones. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir