Agrandar imagen | Ver tamaño original
Descripción de los arquitectos. La casa es una combinación entre una caverna de piedra y una casa de cristal. Las paredes y el techo terminan en puntas triangulares de hormigón monolítico. El aislamiento y la instalación técnica une la estructura con una masiva capa que logra equilibrarse muy bien con el vidrio reflectante y su naturaleza transparente.  En un fuerte compromiso con el contexto, el terreno y el material utilizado para la casa 36, se mezcla con la belleza natural de una pronunciada colina con vistas al valle urbano de Stuttgart. Está hecha con un elegante y cálido hormigón, de textura áspera por dentro y por fuera - ideal para una variedad de espacios y ambientes contemporáneos. La casa es cerrada hacia la colina y la carretera superior, mientras que se abre hacia los espacios verdes y vistas de la ciudad. Las paredes y el techo son geométricamente triangulares y se complementan con una banda de vidrio montada al ras, creando una arquitectura contextual y única en ambos espacios abiertos. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir