Agrandar imagen | Ver tamaño original
Descripción del arquitecto. Este apartamento está diseñado para una familia con dos niños pequeños. Se divide en dos partes desiguales, donde la primera parte está en el sector delantero de la vivienda, cerca de la entrada. Esta parte consta de una cocina, una sala de estar, un comedor y un dormitorio principal. La segunda parte es más pequeña y se encuentra en la parte posterior de la vivienda, destinado a los niños. Aquí hay dos habitaciones y una zona de juegos. Un pasillo largo conecta estas dos partes con cuartos de servicio a lo largo del camino: un armario, una despensa, un lavadero y dos baños. La parte delantera de la vivienda se ha diseñado como un espacio de flujo libre, donde cada área mantiene una conexión visual con las demás. El dormitorio principal también se involucra en este espacio y está conectado por anchas puertas y aberturas a modo de ventanas. La cama se eleva sobre un podio y se oculta detrás de una pared de ladrillo, lo que limita su visibilidad desde cualquier ángulo de la sala de estar. Por lo tanto, el living recibe una extensión visual, pero el dormitorio sigue conservando su intimidad. Un volumen prominente en la sala de estar mejora la relación espacial entre el dormitorio y la sala de estar. Este  volumen no alcanza el techo y se recorta con láminas de metal negro para enfatizar la sutileza de esta estructura. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir