Agrandar imagen | Ver tamaño original
Buscando conjugar la educación tradicional con el respeto hacia el medio ambiente, el uso responsable de los recursos y el desarrollo de relaciones humanas sustentables, la primera escuela pública sustentable de América Latina fue proyectada bajo el método constructivo desarrollado por del arquitecto norteamericano Michael Reynolds, quién lo ha aplicado durante las últimas décadas en distintos puntos del planeta.  El edificio de 270 m2 se emplaza en la localidad costera de Jaureguiberry, departamento de Canelones, y fue levantado en tan sólo siete semanas. Utiliza en su construcción aproximadamente un 60% de materiales reciclados (cubiertas, botellas de plástico y de vidrio, latas y cartón) y un 40% de materiales tradicionales. Descripción por los arquitectos. Los earthship (naves tierra), como los denomina el propio Reynolds, buscan obtener el máximo aprovechamiento de la energía del sol, del agua, del viento y de la tierra. Para ello, la envolvente es sensible a las orientaciones, abriéndose al norte para aprovechar al máximo la luz y la energía solar a través de un ancho corredor vidriado que actúa como organizador de las tres aulas y de las dos baterías de servicio de la escuela, proyectando al exterior una simple y contundente fachada dominada por el vidrio y la madera. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir