Agrandar imagen | Ver tamaño original
Esta casa, ubicada en un entorno natural a 2.200m de altura, pretende abrirse de una manera sensible hacia los diferentes paisajes que la rodean proponiendo límites difusos entre el interior y el exterior de la vivienda. El módulo social, orientado hacia el oriente, y el módulo de alcobas, orientado hacia poniente, se conectan a través de un cuerpo central de acceso en relación con los espacios exteriores definidos entre ambos módulos. Una sucesión de pliegues en la cubierta vegetal evocan los movimientos de las montañas del entorno y configuran la espacialidad interior.  En el interior la zona social se dispone en un espacio común de gran altitud potenciando las vistas del valle. Un corredor amplio y sinuoso en relación con la zona central y con los patios intermedios distribuye el acceso a las alcobas que se abren hacia el bosque. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir