Agrandar imagen | Ver tamaño original
Dos viviendas unifamiliares hacen lo mejor de una maravillosa vista hacia el Arroyo de Wairarapa en el urbano Christchurch. Similar en forma, cada vivienda maximiza la envolvente del edificio permisible, creando algunos espacios internos voluminosos, aprovechando al máximo la conexión visual con el paisaje a lo largo del arroyo. Cada vivienda consta de medios aleros de yeso que se levantan hacia el centro, que encapsulan la paleta de material más blando del rico cedro natural, que se ejecuta a través del centro y hacia el arroyo. Las casas están situadas al final de una tranquila calle sin salida, en una zona residencial de baja densidad, con una abertura estrecha frente a la calle a una amplia frontera con orientación noreste siguiendo el borde de un arroyo. Esto no sólo le genera una gran oportunidad a ambas unidades para que tengan vistas hacia el arroyo, sino que también elimina gran parte del sitio, que debido a la normativa, generaba un borde.  Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir