Agrandar imagen | Ver tamaño original
Descripción de los arquitectos. Situada sobre granito, por encima de un estanque de lirios, la casa tiene vistas al océano Atlántico, por el sur. Una orientación óptima que combina vistas al mar, con un positivo aspecto solar. La casa sustituye la estructura existente habitada hace 25 años por los actuales propietarios. Ellos se comprometieron con una construcción de bajo impacto, que dependiera menos de los combustibles fósiles y produzca la mayor parte de su propia energía a través de un panel solar de 7kw. Los tres principales volúmenes cúbicos están revestidos con tablas de cedro blanco y paneles de zinc, de color gris plateado, conectando la vivienda con el terreno de granito, tierra nativa, arbustos y árboles. Las técnicas de construcción incluyen una casa envuelta con ventanas con triple acristalamiento. El plan es muy compacto y organizado en torno a una serie de niveles divididos. Esto permite a la casa abrazar la cornisa y proporcionar una serie de altos puntos de vista, al mismo tiempo que reduce la altura total y la masa de la casa. Una serie de cubiertas planas ofrece una terraza superior y plataformas para el sistema de paneles fotovoltaicos para la energía solar. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir