Agrandar imagen | Ver tamaño original
Después del gran reto que ha supuesto para el estudio diseñar oficinas insignia de Caixa Bank, se pretendía dotar del mismo carácter a este nuevo proyecto situado en un edificio simbólico de la ciudad de Zaragoza, y antigua sede del Banco Zaragozano. Tomamos como denominador común el actual concepto de oficinas y trabajamos para plasmar una evidente continuidad visual en color, fondo y forma. Nos enfrentamos de nuevo a este innovador planteamiento de oficinas donde no hay límites en cuanto a cerramientos y los más importante no es el diseño en sí, sino el software creado para el funcionamiento de la misma: abiertas de ocho de la mañana a ocho de la noche y diseñadas para el constante movimiento del personal (se puede hacer el mismo trabajo desde diferentes puntos de la oficina). El proyecto de esta oficina, distribuida en  dos niveles, se desarrolla en torno a un patio central protagonizado, por un lado, por un mosaico en el suelo con el escudo de la ciudad y una bóveda protegida. En este espacio se ha creado una caja perimetral de vidrio blanco matizado que aporta sensación de pureza y transparencia. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir