Agrandar imagen | Ver tamaño original
La propuesta consiste en un módulo mínimo, que responde en planta a la ocupación de un cajón de estacionamiento (2.50 x 5.00 metros), pensando en su inserción prácticamente en cualquier espacio residual de los conjuntos de vivienda carentes de servicios culturales y espacios cívicos. La idea de crecimiento progresivo al añadir módulos, ya sea en planta o en sentido vertical, responde a que sean fácilmente replicables en cualquier sitio. Se parte de un cubo, un módulo básico independiente, capaz de albergar tanto espacio de trabajo como de lectura, pero que admite el crecimiento del área de uso a través de la unión de dos o más módulos, fomentando además la apropiación del espacio exterior. El diseño surge del concepto de transparencia con dos objetivos: aportar espacio público seguro, abierto a la vista desde el exterior, y aportar un espacio resguardado de la intemperie pero siempre visible desde fuera, incluso cuando el acceso se cierra, el módulo prevalece como una lámpara durante la noche y en todo momento exhibe lo que sucede en el interior. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir