Agrandar imagen | Ver tamaño original
La escuela de arquitectura. Ya has oído los mitos. Las leyendas de noches en vela e innovación, de la adicción al trabajo y el amor por la profesión. Tal vez sabes lo que quieres: resolver el gran problema de la urbanización, crear la próxima maravilla sostenible, o tal vez sólo iniciar tu propia oficina y mostrarle al mundo cómo se debe hacer arquitectura. Quizás no tienes ni idea de lo que quieres, y has sido atraído a la arquitectura por su 'romance'. Tal vez eres un artista que sólo quiere un trabajo al graduarse. Un héroe local, que está a punto de ser lanzado en un salón de clases, posiblemente por primera vez en su vida. Estarás rodeado por los más brillantes en resolver problemas, en escribir, en dibujar y en una serie de otras habilidades. Ansioso y excitado, estás en las puertas de la enseñanza de la arquitectura, con hambre de innovación y listo para compartir y aprender de los demás. Al entrar en ese primer día, te preparas para los mejores, y más difíciles, momentos de tu vida hasta ahora. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir