Agrandar imagen | Ver tamaño original
El corporativo se encuentra en un piso de 510 m2 al interior de un edificio en la nueva zona corporativa al poniente de la ciudad. La propuesta de el espacio se pensó como una alianza entre la fachada, la distribución y las columnas. Los distintos planos se utilizaron para hacer fluir los distintos espacios, teniendo también como objetivo guiar a las personas. El mobiliario principal fue específicamente diseñado para la propuesta y en conjunto con las columnas proveen de carácter a las distintas áreas de trabajo. Al abrirse las puertas de los elevadores nos recibe la transparencia de la sala de juntas como sinónimo de diálogo, este espacio nos recibe sin hablar ni sentirnos observados, es el vestíbulo principal el que nos guía naturalmente hacia el área de recepción en donde el mueble principal con su presencia lítica nos permite intuir la secuencia natural de los espacios. Los cristales divisorios parecen intersectarse entre si dejando un espacio libre para la circulación que permite ingresar hacia el área general de trabajo. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir