Agrandar imagen | Ver tamaño original
Dos objetivos principales han llevado el proceso de diseño: [1] no tocar el suelo; [2] crear una plataforma exterior donde la topografía, con un 50% de pendiente, no ha proporcionado ninguna pieza de tierra plana. Esta casa de fin de semana se organizó en un prisma cuadrado principal: 10 mts. por 10 mts. y 6 mts. de altura. Este volumen fue colocado adecuadamente separado de la calle, donde el nivel del suelo era lo suficientemente profundo para acomodar dos plantas cerradas y un espacio abierto debajo. Su azotea ofrece esa plataforma exterior como un mirador que invita a la gente a la casa. Bajando las escaleras primero accedemos al nivel de dormitorios y debajo alcanzamos la sala de estar y cocina. Por debajo, unido al nivel del suelo, la porción al abrigo de la casa se tomó como una terraza. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir