Agrandar imagen | Ver tamaño original
Los clientes se acercaron a BUDIC con una solicitud funcional y una aspiración. Por un lado deseaban una casa que tuviera la escala adecuada para una pareja cuyos hijos crecieron y dejaron el hogar, pero que al mismo tiempo pudieran celebrar una navidad con más de 60 familiares. Por el otro lado, deseaban vivir en una “Villa Francesa” que tomara ventaja de la ubicación privilegiada del sitio en una península. Usando la “Villa Francesa” como punto de partida conceptual, se adoptó el módulo de techo de cuatro aguas como elemento articulador de los espacios al implementarlo en toda la planta del proyecto, variando en tamaño dependiendo de la jerarquía de cada espacio. Esta estrategia permitió lograr un concepto integrador y al mismo tiempo permitió lograr espacios continuos y flexibles, aunque diferenciados. Adicionalmente, se cumplió con la restricción del conjunto residencial donde se ubica el proyecto de contar con techos inclinados cubiertos en teja, típicos de la arquitectura tradicional mexicana. Igualmente, se cumplió con el deseo de los clientes de contar con espacios de gran altura, ya que éstos alcanzan hasta 7.8 m internamente. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir