Agrandar imagen | Ver tamaño original
Todo lo que el cliente pidió inicialmente fue una solución temporal y prefabricada para resolver la falta de espacio. Pero a veces las circunstancias menos prometedoras pueden dar lugar a una arquitectura verdaderamente convincente, desde una perspectiva de diseño y financiera. Al menos eso es lo que pensaron Züst Gubeli Gambetti tras la lectura del encargo del concurso de la ETH Zurich. Para la firma joven, el programa propuesto parecía ser una solución rápida, lo contrario de una solución sostenible. Sin embargo, se sintieron atraídos por la idea de contribuir su propia declaración arquitectónica progresiva al Hönggerberg - el monte Olimpo de la arquitectura de Zurich. Ahora su propuesta ganadora se encuentra en ese mismo sitio, tres veces más grande y más sólida que el contenedor previsto originalmente por el cliente. Además, por su tamaño, es la estructura más rentable construida por la universidad. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir