El sitio web de arquitectura más leído en español
i

Regístrate ahora y empieza a guardar tus proyectos y fotos favoritas, organizados a tu modo.

Regístrate ahora y guarda el contenido de ArchDaily

i

Encuentra los mejores productos para tus proyectos en nuestro catálogo de productos.

Revisa el catálogo de productos.

i

Instala la extensión de Chrome de ArchDaily y encuentra inspiración en cada ventana de tu navegador. Descárgalo aquí »

i

En todo el mundo, arquitectos están encontrando maneras geniales para reutilizar edificios antiguos. Haz clic aquí para ver las mejores remodelaciones.

¿Quieres ver los mejores proyectos de remodelación? Haz clic aquí.

i

Navega a través de edificios inspiradores con nuestra selección de videos en 360. Haz clic aquí.

Revisa nuestros inspiradores videos en 360​. Haz clic aquí.

Todo
Proyectos
Productos
Eventos
Concursos
Navega entre artículos utilizando tu teclado
  1. ArchDaily
  2. Noticias
  3. Arquitectos como desarrolladores inmobiliarios: los pros y los contras

Arquitectos como desarrolladores inmobiliarios: los pros y los contras

  • 13:00 - 6 Noviembre, 2016
  • por Lidija Grozdanic for Archipreneur.com
  • Traducido por Isadora Stockins
Arquitectos como desarrolladores inmobiliarios: los pros y los contras
Arquitectos como desarrolladores inmobiliarios: los pros y los contras, El más reciente proyecto de uso mixto de Jonathan Segal llamado "Mr. Robinson" ubicado en San Diego. Imagen © Jonathan Segal Architect
El más reciente proyecto de uso mixto de Jonathan Segal llamado "Mr. Robinson" ubicado en San Diego. Imagen © Jonathan Segal Architect

Este artículo fue publicado originalmente por Archipreneur como "Razones por las que arquitectos pueden ser grandes desarrolladores inmobiliarios (o no?)".

Hoy en día, la mayoría de los arquitectos trabajan únicamente en el diseño final del proceso de desarrollo. Es sabido que el valor neto de los servicios arquitectónicos en el valor total de un proyecto se reduce a un porcentaje muy pequeño (por lo general de un solo dígito), lo que sitúa a los arquitectos cerca del fondo de la estructura financiera en la industria.

Atrapados entre desarrolladores, clientes, contratistas y subcontratistas, los arquitectos suelen tener un papel que implica una gran responsabilidad, pero una compensación proporcionalmente baja para ella. Cuando añadimos a eso el agravio de no tener el control total de un proyecto, se pone de manifiesto por qué un número creciente de arquitectos ya sea hacen la transición al desarrollo inmobiliario o transforman sus oficinas de diseño en diseño construido.

Aunque todavía está en su infancia, esta transición parece indicar que está teniendo lugar una tendencia emancipatoria, donde los arquitectos toman las cosas en sus propias manos y así reclaman su legítima posición dentro de la industria.

Sin embargo, con esta nueva ambición viene un nuevo conjunto de desafíos. El desarrollo de un proyecto desde el tablero de dibujo hasta el sitio de construcción requiere habilidades empresariales que no se enseñan en las escuelas de arquitectura. ¿Pueden los arquitectos superar esta brecha y competir con desarrolladores experimentados? ¿Hay ventajas de ser un diseñador cuando viene el trabajo sucio de realmente construir un proyecto?

Echemos un vistazo a los principales pros y contras de los arquitectos que trabajan como desarrolladores.

Pros

# 1 - Los arquitectos comprenden el proceso de construcción

A medida que los arquitectos aprenden sobre los diferentes aspectos del desarrollo de proyectos en el curso de su educación y a lo largo de su carrera en la industria, la mayoría sabe lo que se necesita para diseñar y construir un edificio. A menudo tienen experiencia en gestión de proyectos y entienden el proceso de análisis de sitios y proyectos, técnicas de construcción, adquisición de permisos de construcción y control de presupuestos.

Esto es particularmente cierto en las oficinas más pequeñas, donde a menudo se requiere que los directores de proyectos desempeñen diversas funciones, desde liderar el equipo del proyecto y administrar contratos de construcción, negociando con clientes y contratistas, hasta procesos de programación y monitoreo. Debido a esta versatilidad en su experiencia, los arquitectos pueden asegurarse de que la construcción se complete a tiempo y bajo el presupuesto.

Además de estas habilidades y competencias generales, los arquitectos a menudo se convierten en expertos en varios nichos. A lo largo de sus carreras, muchos arquitectos practicantes se especializan en tipologías específicas, lo que puede ser una gran ventaja al entrar en desarrollo en estas áreas específicas.

# 2 - Un gran diseño aumenta el valor de mercado

La experiencia que los arquitectos traen a la mesa puede tener un impacto significativo en la línea financiera de un proyecto. Por ejemplo, las características de diseño sostenible pueden aumentar significativamente el valor de una propiedad. O, como lo expresa Tyler Stonebreaker en su entrevista con Archipreneur Insights: "Al final del día, el mercado está colocando la prima más alta en cosas únicas y especiales".

La gente está cada vez más interesada en la eficiencia energética o propiedades de alto rendimiento, por lo que los programas de certificación de diseño ecológico como LEED y NGBS puede elevar el precio de venta de una casa. Además de la sostenibilidad, los arquitectos experimentados también saben cómo usar los diseños para crear espacios de calidad con presupuestos limitados.

También pueden conciliar la obtención de beneficios con una estrategia más amplia para el cambio social y una mayor calidad de vida durante un período de tiempo más largo. Los arquitectos que trabajan como promotores inmobiliarios tienen más probabilidades de considerar soluciones innovadoras y creativas; Soluciones que los desarrolladores normales podrían pasar por alto o rechazar.

# 3 - Los arquitectos saben cómo funcionan las ciudades

Los arquitectos están capacitados para pensar en términos de hacer lugares en vez de crear objetos separados de su entorno. Un arquitecto-desarrollador está capacitado para considerar cómo un proyecto puede asentarse y relacionarse con su contexto, asegurando beneficios a largo plazo para sí mismos, sus clientes y los vecindarios relevantes. A los arquitectos se les enseña a entender el urbanismo y a reconocer áreas con potencial de desarrollo. Pueden, por ejemplo, ver la oportunidad real en un lote vacante que no parece ofrecer ningún valor al ojo inexperto.

Por ejemplo, el arquitecto-desarrollador Jonathan Segal de San Diego, construyó muchos de sus proyectos residenciales como desarrollos suburbanos de relleno situados en lotes indeseables y de formas extrañas. Con los años, Jonathan ha creado un negocio rentable y acumulado una gran cantidad de elogios arquitectónicos en esta área de su negocio.

Contras

# 1 - Falta de experiencia empresarial

Muchos arquitectos saben cómo diseñar, dibujar, escribir, interpretar las especificaciones y supervisar los procesos de construcción, pero saben poco acerca de las finanzas de bienes raíces, modelos de flujo de caja viables y cómo entender un proyecto desde una perspectiva empresarial. Aquellos que trabajan en grandes firmas de arquitectura se limitan a la mesa de dibujo, recibiendo poco entrenamiento en el trabajo cuando se trata de los detalles de los negocios.

Además de una falta general de habilidades de negocios, la mayoría de los arquitectos no saben acerca de las estructuras financieras y de negocios que implican propiedades en desarrollo. La comprensión de la financiación de bienes raíces y las métricas utilizadas para calcular y calificar un desarrollo, junto con la importancia de los factores generales, son tan importantes como la comprensión de los códigos de construcción, las regulaciones de zonificación y el programa. La mayoría de los arquitectos todavía tienen que aprender que el costo es un parámetro principal para sus diseños.

# 2 - Atraparse en el diseño

Con todo su conocimiento sobre los diferentes aspectos de conseguir un proyecto construido, los arquitectos están a menudo atrapados en una mentalidad cerrada, centrada únicamente en el diseño. Se sobreexcitan sobre las posibilidades de diseño y no reconocen la importancia de la parte comercial del desarrollo de proyectos. Todavía hay un desprecio general por la parte financiera de la construcción en las escuelas de arquitectura.

Esta actitud a menudo continúa en las carreras de los arquitectos, ya que la mayoría sigue trabajando únicamente como diseñadores. Una vez que llegan a desarrollar sus propios proyectos, se ven obligados a ser más flexibles y dejar que varios factores técnicos, logísticos y financieros informan sus decisiones de diseño. Esto es a menudo una píldora difícil de tragar para un arquitecto.

# 3 - No estar familiarizado con las tendencias del mercado

Los cambios en la demanda del mercado determinan las propiedades que serán más rentables de construir. Con el fin de saber si enfocarse en apartamentos, condominios, edificios de gran altura, edificios de uso mixto, u otras tipologías, los desarrolladores experimentados leen el mercado y se fijan en la orientación de la población demográfica adecuada. Hay una diferencia significativa en los retornos entre construir para arriendo y construir para venta.

La clave para decidir el tipo de estructura a construir, y dónde, es predecir con adecuadamente si el activo aumentará o disminuirá en valor con el tiempo. Los desarrolladores también necesitan saber leer las tendencias y ciclos de bienes raíces para predecir el mejor momento para el desarrollo, la compra y la venta. Esto puede ser un gran desafío para los arquitectos sin experiencia en el desarrollo de la propiedad.

***

La combinación de habilidades que van desde el diseño a las finanzas y el marketing es definitivamente una tarea desalentadora. Sin embargo, un número creciente de firmas de arquitectura están ampliando su alcance para incluir el diseño, desarrollo e incluso la construcción de sus propios proyectos. Las oficinas de arquitectura como SHoP, Alloy, BRH Architects y EM2N Architects están demostrando que es posible lograr un equilibrio entre buenos diseños y obtener ganancias.

Sobre este autor/a
Lidija Grozdanic for Archipreneur.com
Autor
Cita: Grozdanic, Lidija. "Arquitectos como desarrolladores inmobiliarios: los pros y los contras" [Architects As Developers: The Pros & Cons] 06 nov 2016. Plataforma Arquitectura. (Trad. Stockins, Isadora ) Accedido el . <https://www.plataformaarquitectura.cl/cl/798841/arquitectos-como-desarrolladores-inmobiliarios-los-pros-y-los-contras> ISSN 0719-8914