Agrandar imagen | Ver tamaño original
Los objetivos principales de la casa son dos. En primer lugar; integrar el bosque a la experiencia diaria del usuario y segundo; recibir la mayor cantidad de luz y sol posible, durante todo el día. Con este propósito, el programa se ajusta a un esquema de 2 letras Y, creando no sólo orientaciones dobles para la introducción de sol en diferentes momentos del día, sino también exponiendo a los habitantes a diferentes vistas que lo rodean. En otras palabras, el perímetro extremadamente prolongado de la casa y sus bifurcaciones, en oposición a una organización compacta, potencian la experiencia de estar, no delante de la exterioridad, pero dentro de ella. Más específicamente, de estar entre el sol y los árboles en una relación dual. Conjuntamente, la forma planteada también permite mantener los árboles existentes sin tener que limpiar el sitio. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir