Agrandar imagen | Ver tamaño original
Cabo de Vila es una vivienda para una pareja joven que no quería una construcción tradicional. La primera visita y el acercamiento al terreno nos dio el tema principal para desarrollar el proyecto. Queríamos una forma que pudiera completar el vacío existente, provocado por el valle, al mismo tiempo que reflejara la envolvente verde local, otorgando a los usuarios una perspectiva especial del paisaje. El volumen propuesto se materializó a través de dos losas de hormigón con lados cóncavos, permitiendo que se desarrolle entre ellas una pared de vidrio y madera, que es un juego de lleno y vacío; vinculando el interior de la casa con el exterior. En el interior, la casa refleja el estilo de vida de sus propietarios. El patio central recibe a quién ingresa y es desde donde se organizan todas las zonas comunes, como si se tratara de un espacio infinito. Aquí no hay barreras entre los diferentes espacios, una única geometría orgánica establece las jerarquías entre ellos y permite el contacto visual mutuo. Los espacios privados se esconden detrás de un muro cortina que rodea el patio central, así como el garaje y todas las áreas de servicio. Tal como las áreas comunes, la habitación principal de la casa es un espacio fluido y sin puertas; la jerarquía de las relaciones entre la zona del armario, el baño y la cama es lo que define su forma. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir