Agrandar imagen | Ver tamaño original
Nuestros clientes, una joven pareja casada, compraron una casa histórica de dos pisos y medio en Parkdale, Toronto. La casa había sido subdividida previamente en tres apartamentos los cuales deseaban convertir nuevamente en una sola vivienda para acomodar a su futura familia. Querían una casa amistosa de concepto abierto que les permitiría realizar cualquier cosa desde cenas hasta un encuentro para ver deportes. La estrategia de diseño era abrir las áreas comunes para que todos pudieran conectarse más fácilmente. Una variedad de rincones se crearon en toda la casa y sirven como espacios de lectura y de descanso. El frente de la casa quedó en gran parte intacto. Se hicieron algunas reparaciones menores al ladrillo y se instalaron ventanas nuevas que respetan el carácter histórico de la casa. El interior fue completamente eviscerado y un sótano nuevo, subyacente, fue excavado. Una extensión, revestida de aluminio negro para contrastar con la casa existente, fue construida en la parte posterior. Entre esta adición y la casa original hay un muro de carga de ladrillo que fue desnudado por dentro, pintado en blanco lavado, y perforado para crear pasajes entre lo nuevo y lo viejo. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir