Agrandar imagen | Ver tamaño original
"La terraza era la maravilla de la casa,en ella pasaba el viento.Yo comencé a descubrir el cuerpoy tenía la luz de confidente." Eugénio de Andrade. Blanco sobre blanco contra el oscuro El campo de golf está limitado por árboles dispersos -de varios tipos y alturas-, y parcelas vacías para construir viviendas unifamiliares. En el nivel del suelo, el césped es interrumpido sólo por cajas de arena y la vegetación baja. Entre el follaje de las copas de los árboles, descubrimos el panorama distante del océano (al sur) y de la montaña (al norte). Cinco terrazas blancas se apilan para permitir el movimiento vertical y experimentar las diferentes escalas del paisaje circundante. Los vacíos entre ellos crean espacios para la ocupación humana y vegetal, constantemente oculta o revelada, formalizando la ilusión de un jardín interior o una casa exterior. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir