Agrandar imagen | Ver tamaño original
Seis meses después de apagar la antorcha olímpica de Rio 2016, los recintos que habían reunido a turistas, deportistas y aficionados, muestran una realidad diametralmente opuesta: equipos sin mantención y espacios abandonados y en ruinas. La situación ha inundado las páginas de los medios de comunicación internacionales, registrando la condición de los estadios, piscinas y campos que recibieron la mayor fiesta del deporte mundial en 2016. Revisa, a continuación, los artículos publicados en The Guardian, Business Insider, Mashable y Bored Panda. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir