Agrandar imagen | Ver tamaño original
El requerimiento nace de una administradora de fondos que se ha expandido y necesita renovar sus instalaciones, reemplazándolas por unas más amplias y adecuadas. El lugar dado es una planta libre de aproximadamente 800 m2 en un edificio nuevo ubicado en un barrio acomodado de Santiago. Un eje de simetría ordena el programa en dos partes: una interna de carácter más público, que contiene oficinas y un pool de trabajo abierto; y otra más privada donde se ubican las oficinas gerenciales, la sala de reuniones del directorio, la recepción y la zona de espera para los clientes. Todo el perímetro de la planta es acristalado, razón por la que las oficinas y salas de reuniones se ubican en los bordes y los servicios (como baños, kitchenette, salas de servidores, etc.) colonizan el núcleo. La propuesta cromática propone una gama de grises que van del blanco al negro. El núcleo multi-programático se reviste con vidrio serigrafiado negro para generar reflejos y acentuar el trabajo de iluminación en los cielos, donde líneas de iluminación LED se fugan en la longitud del espacio. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir