Agrandar imagen | Ver tamaño original
El proyecto Alves da Veiga pretendía reconvertir una vieja tipología, construida en el siglo XIX y abandonada durante décadas, en un conjunto de seis apartamentos, manteniendo toda la estructura y concepto espacial de la preexistencia. El edificio original, aunque aparece desde afuera como sólo de dos pisos, de hecho contenía una curiosa organización de planta y entresuelo que en realidad genera cuatro pisos habitables. A pesar del avanzado estado de degradación, la austeridad industrial que encontramos durante las primeras visitas sirvió de punto de partida para la definición de la propuesta. Una organización simple y estricta donde los espacios están fuertemente iluminados y marcados por la doble altura de los pies derechos. El resultado son seis apartamentos dúplex, donde las paredes blancas y los techos contrastan con el concreto frío en la planta baja y el calor del pino en los pisos superiores. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir