Agrandar imagen | Ver tamaño original
El barrio de Løren, una antigua zona industrial y campamento militar, en los últimos años ha surgido como un nuevo y atractivo barrio residencial. Como un desarrollo adicional para la zona se planeó una nueva estación de metro. La estación se encuentra 27 metros bajo tierra y se accede por escaleras, escaleras mecánicas o ascensores desde los dos accesos. El vestíbulo principal consta de una parte cerrada y técnica, realizada en hormigón, y una parte pública hecha de acero y vidrio. Las grandes vigas de acero del techo permiten un espacio abierto y sin columnas, y la serie de claraboyas se abren para generar condiciones de luz variables durante el día. Tres escaleras mecánicas diferentes con pasajes interconectados proporcionan una secuencia espacial variada en el camino hacia abajo a la plataforma. El pasillo de la estación es un túnel de montaña con una plataforma media y una forma abovedada natural. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir