Agrandar imagen | Ver tamaño original
Sliperiet, el campus de artes de Umeå ha desarrollado un nuevo tipo de impresora 3D que ofrece una mayor flexibilidad de impresión a un costo menor. Llamado Hangprinter, el sistema está suspendido por una serie de delgadas líneas de pesca, no requiere un marco o rieles, sino que puede ser fijado a cualquier superficie estable, por ejemplo, un techo. Como parte de la iniciativa de innovación +Project, el Hangprinter está en proceso de hacer una "Torre de Babel", un proyecto que actualmente mide casi tres metros y medio de altura, convirtiéndolo en el objeto más alto que el sistema ha hecho, así como "mucho más alto que el alcance de cualquier impresora de gran formato comercialmente disponible". Inventado por Torbjørn Ludvigsen, quien comenzó el proyecto mientras era estudiante en la Universidad de Umeå, el diseño de la Hangprinter fue originalmente formulado para reducir costos. "El marco o la caja era casi la mitad del costo final de la impresora 3D, y pensé que podría prescindir de ella", dijo Ludvigsen. Hangprinter se puede armar por unos 200 euros. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir