Agrandar imagen | Ver tamaño original
Diseñado por Hariri Pontarini Architects, el Templo Bahá’í de Sudamérica ha ganado el premio Innovation in Architecture 2017, otorgado por la institución gremial de los arquitectos canadienses, la Royal Architectural Institute of Canada (RAIC). A los pies de los Andes en el sector oriente de Santiago (Chile), el domo es una estructura en forma de cúpula, luminosa, que hace eco de la topografía ondulada de los Andes, y que parece flotar unos 30 metros por sobre la tierra. Sus nueve velos de vidrio monumentales enmarcan un espacio de culto abierto y accesible, donde se pueden acomodar hasta 600 visitantes en asientos de cuero y madera de nogal curvada. Fue inaugurado en 2016, cerrando un proceso de 14 años para su materialización. El revestimiento es de mármol, para el cual se extrajeron más de 400 toneladas de esta piedra en Portugal. Ahí los bloques se cortaron a medida y se les dio la curvatura necesaria para el proyecto. Cada pieza es única y está calculada al milímetro para calzar en la estructura de nervios de acero. Se necesitaron 1.580 piezas de mármol plano y 780 curvas para completar la estructura. La unión entre el reticulado y las piezas de mármol es por medio de marcos de aluminio también fabricados en el viejo continente, los cuales se fijan con un sistema de palancas. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir