Agrandar imagen | Ver tamaño original
EL RETIRO: Condicionante del proyecto, convertida en vivencia, experiencia y sensaciones. Manta es una ciudad relativamente pequeña. Urbanizaciones y conjuntos cerrados han sido los principales actores del crecimiento urbano. Esto ha conllevado a configuraciones de lotes y viviendas donde la mayoría tiende a tener una relación de 1:2, donde el fondo del lote es aproximadamente el doble del frente; y con una condición prácticamente innegable: EL RETIRO. El HOGAR: Se nos ha pedido bajo encargo, el diseño de una vivienda para una familia joven de recién casados, llenos de sueños  y de experiencias por vivir. Desde las parrillas entre amigos, las reuniones familiares hasta la concepción de los hijos y su crecimiento, son causales para nosotros y  deben estar  reflejadas en el diseño, bajo una “idea” que enmarque y que se adapte para dar cabida a las mismas a través del tiempo. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir