Agrandar imagen | Ver tamaño original
El cine, como expresión artística, ha sido siempre un lienzo en blanco en donde han quedado registrados imaginarios de una gran creatividad así como las visiones particulares de grandes directores. Ha sido también, de manera indirecta, un testigo de la manera de sentir de la sociedad dentro de una época del tiempo determinada. Para la arquitectura, la década de los 70s supuso la muerte del movimiento moderno, un punto de quiebre que le permitió a una nueva generación de diseñadores desarrollar sus propios lenguajes, los cuales comenzarían a dominar la escena mundial en la década siguiente. Para la sociedad de su tiempo este hecho tuvo una aceptación ambivalente, pues lo que para algunos resultaba una bocanada de aire fresco, para otros significaba la perdida de sus valores tradicionales por otros nuevos que solamente unos pocos entendían a profundidad. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir