Agrandar imagen | Ver tamaño original
¿Qué obtuvo el ganador del premio Pritzker, Frank Gehry, cuando diseñó el Stata Center, un exuberantemente y caprichoso complejo académico para el MIT? Un cheque muy grande, además de una demanda importante, alegando negligencia e incumplimiento de contrato debido a fugas galopantes, moho, grietas, problemas de drenaje y deslizamiento de hielo. A veces los diseños más inspirados pueden ir mal. Y cuando lo hacen, algunos clientes recurren a los abogados. Aquí hay 9 ejemplos fascinantes. 1. Torre Millennium, San Francisco, California Cuando los ingenieros aprobaron las fundaciones de la Torre Millennium, esperaban que el edificio se asentara uniformemente 15 centímetros sobre la vida útil de la estructura. Unos siete años después de abrirse, se descubrió que el rascacielos de 197 metros se había hundido 40 centímetros y se inclinaba 38 centímetros hacia el noroeste. A diferencia de los edificios altos vecinos, las fundaciones de la torre nunca llegaron a roca. La expectativa era que el vertedero que llevaba la masa de la estructura se deprimiera de manera predecible, pero no sucedió. Este grave error ha producido aceras agrietadas, marcos de puertas deformados, y un espantoso segmento de 60 Minutes donde una bola de golf se muestra rodando a través del piso de un penthouse. El 2016, los inquilinos del edificio presentaron una demanda colectiva masiva en un intento de culpar a la Transbay Joint Powers Authority y Millennium Partners. Si usted está en el mercado de bienes raíces muy rebajados de San Francisco, no busque más. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir