Agrandar imagen | Ver tamaño original
En este mundo todo es claro - una forma simple, materiales naturales, colores minimalistas. Este concepto de diseño ha sido dictado por un punto de vista masculino desde el principio. El apartamento fue adquirido en otoño, cuando los arquitectos entraron en él notaron una vista excepcional de los antiguos árboles del barrio. Los colores amarillo, rojo y marrón creaban el fondo perfecto. El primer paso fue demoler las paredes de la entrada del apartamento. Esto proporcionó un máximo espacio abierto. De esta manera, mientras se da el primer paso en el apartamento se puede disfrutar de la luz del sol ingresando por las grandes ventanas. Otro modificación espacial de lo original se proporcionó mediante el desarrollo de la escalera curva que conduce al entrepiso. Los arquitectos han propuesto una escalera a lo largo de una parte de la fachada de vidrio, lo que ayuda a organizar mejor el espacio de la sala de estar. La estructura de la escalera se une a la cubierta del calentador, y este es el respaldo para el gabinete de la TV. Las unidades del mobiliario en el apartamento están diseñadas para que el conjunto genere un cuerpo coherente. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir