Agrandar imagen | Ver tamaño original
Hunters Hill es una atractiva e histórica península que se encuentra entre los ríos Parramatta y Lane Cove, en la costa norte del puerto de Sydney. El suburbio, un precursor al movimiento de la ciudad jardín, fue subdividido en el siglo XIX y habitado con mansiones de piedra arenisca y cabañas de madera victorianas con grandes jardines y parques privados que contienen árboles centenarios. Era natural elegir piedra y madera para construir una nueva casa en el borde de uno de estos parques privados. La piedra arenisca de Sydney tiene un tono ligeramente amarillo que se oscurece y se vuelve más atractivo con el tiempo. Los materiales atemporales proporcionan una paleta de colores cálidos en una construcción de otro modo contemporánea. Detrás de las paredes de piedra arenisca, se esconden los marcos mínimos de las enormes ventanas con cristal doble (Skyframe). Las losas de hormigón post-tensado están en voladizo con leve soporte de postes de acero para cubrir la terraza principal del jardín. Detrás de persianas verticales de madera, las ventanas curvadas se extienden del piso al techo. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir