Agrandar imagen | Ver tamaño original
La capilla es un edificio característico dentro de la zona más grande del pueblo. Como tal, ocupa una ubicación privilegiada, visible desde la carretera principal y a lo largo del paseo marítimo. Su lenguaje arquitectónico se deriva de elementos similares encontrados en otras partes del proyecto, como las ondulantes paredes de ladrillo y el volumen blanco flotante, pero están aquí, llevadas a otro nivel de articulación. Las paredes de ladrillo comienzan a descomponerse hasta una escala aún más refinada, donde diferentes alturas de paredes se entrelazan entre sí para crear un viaje de paisaje coreografiado que conduce al edificio mismo. El volumen blanco también recibe un tratamiento especial, aquí, se compone de dos capas. La capa interior es una caja simple puntuada en todos los lados con ventanas esparcidas, mientras que la capa externa es una piel de metal plegada y perforada, un "velo" que alternativamente se esconde y revela. Durante el día, la caja blanca emerge brillando suavemente a la luz del sol, exponiendo sutilmente su contenido. En la noche, la caja blanca se convierte en una joya que funciona como faro en el proyecto, sus varias ventanas emiten un resplandor suave en todas direcciones. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir