Agrandar imagen | Ver tamaño original
Tras presentar el diseño de un primer prototipo a escala real, Hyperloop One, el proyecto de transporte de alta velocidad de Elon Musk, ha anunciado que completó exitosamente una primera prueba de esta tecnología, alcanzando los 112 km/h, un paso por lograr una velocidad final de 1.127 kilómetros por hora. Las pulcras cápsulas han sido construidas de dos materiales ligeros: aluminio estructural y fibra de carbono. Con una longitud de 8,5 metros (28 pies), las cápsulas pueden trasladar pasajeros y cargas, moviéndose con un motor eléctrico y tecnología de levitación magnética, tal como el Incheon Maglev (Corea del Sur) o el Shanghai Maglev en China, que se mueve hasta 431 km/hr. Cuando las cápsulas se introducen en un ambiente a baja presión, la fricción se reduce al punto que puede alcanzar altas velocidades con un requerimiento energético mínimo. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir