Agrandar imagen | Ver tamaño original
Descripción por los arquitectos. La funcionalidad y la simplicidad de los materiales fueron los puntos de partida para la planificación de esta villa en un barrio al norte de Tel Aviv. La casa fue planeada como una estructura geométrica básica -una combinación de dos cajas de concreto crudo encima de otro. Cada caja tiene aberturas aparentemente aleatorias, y un sistema de sombreado externo que gira y se abre electrónicamente, para que la fachada dinámica cambie con las necesidades de los residentes, la hora del día y el clima. El diseño interior trae los mismos principios de simplicidad y eficacia climática, con la arquitectura que ahora se mueve adentro. La planificación interior se basa en el movimiento claro y simple del entorno, con dos paredes de hormigón de apoyo, que hacen eco al exterior. La escalera que va hacia el sótano y primer piso se encuentra entre estas dos paredes. Todos las habitaciones funcionan y emanan libremente desde este punto focal. Una amplia cocina con armarios de roble y una isla de cocina de acero inoxidable, con una sala de estar y comedor adyacentes están en un lado. El otro lado tiene una biblioteca con un espacio de trabajo y una suite frente al jardín delantero. En el primer piso hay una sala de servicio y tres habitaciones para niños, cada una con su propio cuarto de baño y una azotea que mueve la caja superior. Un pasillo luminoso y funcional se coloca entre las dos alas, que aloja la escalera paralela. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir