Agrandar imagen | Ver tamaño original
Descripción por los arquitectos. La marca canadiense Herschel Supply encargó a Linehouse diseñar su primera oficina en China, ubicada en una zona residencial urbana en Shanghai. El sitio ocupa un área donde muchos edificios residenciales viejos se están demoliendo. Las huellas de estos edificios permanecen, permitiendo vislumbres de lo que pudo haber sido alguna vez la vida cotidiana de Shanghai. Las casas son despojadas, revelando capas de materiales seccionadas y vacías. Este proceso de deconstrucción público versus privado fue la narrativa de conducción para el concepto de la oficina de Herschel. Linehouse insertó un marco de metal negro en el espacio para formar una sala de estar con zona de asientos, despensa, sala de reuniones, baño y almacenamiento. Seccionalmente, el vidrio divide los diferentes programas, permitiendo la transparencia en todo el recinto. El espacio abierto circundante funciona como el área de trabajo. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir