Agrandar imagen | Ver tamaño original
El solar está situado en un tejido urbano residencial de baja densidad que está rodeado de áreas verdes naturales y cercano al mar. Una gran parte de este sector está formado por parcelas con pendientes considerables. La observación inicial del lugar y del entorno más cercano y lejano, puso de relieve que la mayoría de las viviendas que se estaban construyendo o estaban construidas en la zona seguían una misma premisa: situarse en la parte más alta del solar -rellenando el terreno donde se ubican los edificios-, mediante una volumetría transversal lo más ancha posible, dejando el resto del solar como un jardín en pendiente de difícil aprovechamiento y relación con los espacios de la vivienda. Partiendo de la consideración descrita anteriormente, surgió la premisa de que la arquitectura de la vivienda proyectada debía tener la voluntad de formar parte del paisaje del lugar, alcanzando una correcta integración en el entorno natural que lo rodea. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir